NATIK 75 POLVO PARA SOLUCIÓN ORAL SABOR NATURAL

NATIK 90 POLVO PARA SOLUCIÓN ORAL SABOR NATURAL
16 agosto, 2017
NATIK 75 POLVO PARA SOLUCIÓN ORAL SABOR MANZANA
16 agosto, 2017
Show all


SKU: n/a. Categoría: .

COMPOSICIÓN:

Cada sobre con polvo para solución oral  contiene:

Glucosa                                                  13,5 g

Cloruro de potasio                              1,5 g

Cloruro de sodio                                  2,6 g

Citrato trisódico dihidratado             2,9 g

Excipiente: Dióxido de silicio coloidal

Reconstituida la fórmula en 1 litro de agua, cada 1000 mL suministran:

Glucosa     75  mEq

Potasio      20 mEq

Sodio         75 mEq

Cloruro     65 mEq

Citrato       30 mEq

Contenido Calórico: 6 calorías por 100 mL

 

INDICACIONES:

Los NATIK 75 Polvo para solución oral están indicado para la prevención y tratamiento oral de la deshidratación leve a moderada en niños y adultos como consecuencia de diarreas de cualquier origen.

 

MECANISMO DE ACCIÓN:

El sodio y la glucosa se transportan activamente hacia los enterocitos a través de las membranas.

El sodio es luego transportado hacia el espacio intercelular y el gradiente osmótico resultante hace que el agua y los electrolitos se desplacen desde el intestino hacia la circulación.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Oral

Niños: Ofrecer a cucharaditas todo el suero que el niño acepta mientras tenga diarrea.

Adultos: Tomar 1 a 2 litros. Las primeras 24 horas  (No se retire la alimentación habitual, la cual se le ofrecerá también de acuerdo con su libre demanda).

Hecha la mezcla el producto se conserva 24 horas a temperatura ambiente, posteriormente deseche el sobrante.

 

PREPARACIÓN: En 1 litro de agua hervida  y fría disolver el contenido completo de un sobre, mezclando bien hasta su total disolución. No hervir la solución preparada.

 

Contraindicaciones

Alergia a algún componente de la fórmula.

Insuficiencia renal aguda y crónica. Alcalosis metabólica.  Depresión del sensorio, dificultad respiratoria grave, abdomen tenso y doloroso. Obstrucción o perforación intestinal, íleo paralítico, vómitos incoercibles, deshidratación severa. Insuficiencia cardíaca grave.

Precauciones

NATIK 75 Polvo para solución oral de baja osmolaridad contiene colorantes y saborizantes. Debido a la presencia de sacarina en las presentaciones saborizadas, se debe usar con precaución en pacientes con trastornos renales; se recomienda no emplear en niños menores de 6 meses de edad en función del riesgo-beneficio.

En casos de deshidratación severa, o cuando el tratamiento oral es inefectivo se indica la rehidratación con soluciones adecuadas por vía parenteral.

El médico debe estar atento ante signos de alarma, como por ejemplo la alteración del sensorio, abdomen distendido, vómitos de contenido biliar, mala perfusión periférica, hipotonía muscular, hiporreflexia. La hiperapnea es la manifestación clínica más llamativa de la acidosis metabólica.

Las diarreas agudas, especialmente en lactantes y niños, producen síntomas severos como desorientación e inclusive shock, en especial cuando se presentan acompañadas con vómitos. El tratamiento debe ser indicado y supervisado por un médico y evaluar la posibilidad de rehidratación con cargas rápidas y de mantenimiento parenterales.

La terapia de rehidratación oral no detiene la diarrea ya que usualmente continúa por un período limitado.

En ningún caso se debe suspender la alimentación, esto es especialmente importante en lactantes por lo que se debe continuar con la lactancia.

Deben tenerse en cuenta las enfermedades de base, ya que pueden modificar la conducta terapéutica (cardiopatías, inmunodeficiencias, etc.).

No utilizar agua mineral, jugos o bebidas gaseosas para preparar la Solución.

No hervir la Solución.

Desechar el sobre abierto o la Solución ya preparada una vez pasadas 24 horas.

En caso de edema palpebral, que indica una sobrehidratación del paciente, la terapia debe ser discontinuada y tomarse las medidas adecuadas para estabilizar al paciente.

Debido al contenido de glucosa y sodio se debe tener precaución en pacientes diabéticos e hipertensos.

Se deberá tener cuidado para determinar que el paciente esté recibiendo suficiente NATIK 75 Polvo para solución oral para la propia rehidratación (reemplazo de líquidos y electrólitos), si éste presenta fiebre, vómito o diarrea continua.

Advertencias

En casos de deshidratación severa, o cuando el tratamiento oral es inefectivo se indica la rehidratación con soluciones parenterales adecuadas.

Las diarreas agudas, especialmente en lactantes y niños, producen síntomas severos (desorientación, shock), en especial cuando se presentan acompañadas con vómitos. El tratamiento debe ser indicado y supervisado por un médico.

La terapia de rehidratación oral no detiene la diarrea, que usualmente continúa por un período limitado.

Puede ser necesario modificar la terapia de rehidratación oral si se asocia a malnutrición (los niños malnutridos pueden beneficiarse con la suplementación de Zinc, la suplementación de vitamina A podría ser útil).

Luego de la rehidratación oral puede ser necesaria una fase de mantenimiento.
En ningún caso se debe suspender la alimentación, esto es especialmente importante en lactantes. CONTINUAR LA LACTANCIA.

Interacciones

Los diuréticos de cualquier tipo tendrían efecto antagónico a la rehidratación oral, por lo que se debe suprimir su uso durante el cuadro de deshidratación de cualquier grado de severidad.

Reacciones adversas

Se han reportado casos excepcionales de hipernatremia en niños bajo terapia de rehidratación oral, que se acompaña de edema palpebral; al suspender el tratamiento desaparecen los síntomas. También existen algunos reportes de hiponatremia.

Se deberá tener cuidado para determinar que el paciente esté recibiendo suficientes NATIK 75 Polvo para solución oral de baja osmolaridad para la propia rehidratación (reemplazo de líquidos y electrólitos), si éste presenta fiebre, vómito o diarrea continua.

Vómitos, especialmente si se administra muy rápido.

Sobredosis

Se pueden presentar síntomas de hipernatremia como: Edema, agitación, convulsiones, etc. Ante una sobredosificación, debe evaluarse los electrolitos séricos rápidamente y corregir las anormalidades halladas. Esto es particularmente importante en niños pequeños o pacientes con alguna enfermedad de base. Suspender el tratamiento y acudir a un Centro hospitalario para la rápida atención.

 

NO REPITA EL TRATAMIENTO SIN INDICACION MEDICA

NO RECOMIENDE ESTE MEDICAMENTO A OTRA PERSONA

Additional Information